Biden desoye las voces para dar un paso al lado tras el fiasco en el debate con TrumpRobert Tait / Edward Helmoreel junio 28, 2024 a las 8:44 pm

Un desafiante Joe Biden intenta resistir ante los llamamientos para que abandone la carrera por la reelección y se haga a un lado en favor de un candidato más joven después de su decepcionante actuación en el debate presidencial del jueves con Donald Trump.

Mientras los demócratas entraban en pánico y hablaban abiertamente de reemplazar al presidente con otro candidato, el equipo de campaña de Biden y el propio presidente han descartado inequívocamente esa posibilidad. “Por supuesto que no abandonará”, dijo este viernes Lauren Hitt, portavoz de la campaña. Su declaración siguió a los comentarios del propio Biden a sus abatidos partidarios poco después de abandonar el escenario del debate en Atlanta. “Sigamos adelante”, les dijo.

También se insiste en que Biden plantea repetir el cara a cara como estaba previsto en septiembre, tal y como informó CNN el viernes por la mañana, citando a un asesor.

Se espera que esa postura obstinadamente optimista se mantenga, tal y como demostró el propio candidato en Raleigh, Carolina del Norte, en un mitin electoral en uno de los estados clave para decidir quién ganará las elecciones de noviembre.

“No me presentaría de nuevo si no creyera con todo mi corazón y mi alma que puedo hacer el trabajo. Hay demasiado en juego”, ha recalcado Biden en la tarde de este viernes.

En el acto, con más energía de la demostrada en el debate, el mandatario demócrata, de 81 años, ha admitado que no camina “con tanta facilidad” como solía, que no habla de manera “tan fluida” y que no debate tan bien como en el pasado. “Pero esto es lo que sé. Sé decir la verdad. Sé hacer mi trabajo. Obviamente sé que no soy un hombre joven”.

La imagen positiva, sin embargo, puede ser difícil de mantener en medio del ruido público sobre un desempeño en el debate que sólo puede reforzar la ansiedad generalizada de los votantes sobre la avanzada edad del presidente y su aptitud física y mental para servir otros cuatro años en la Casa Blanca.

Balbuceando y hablando con voz ronca, Biden minó repetidamente sus declaraciones políticas mientras se empantanaba en los detalles y no lograba criticar contundentemente a Trump en áreas donde el candidato republicano es vulnerable: el aborto, su estado como delincuente convicto y su papel en la insurrección del 6 de enero.

Con los demócratas a punto del motín y con rumores sobre el descontento entre los recaudadores de fondos, sectores de los medios que normalmente simpatizan con Biden también se volvieron contra él. En el New York Times, Thomas Friedman, considerado uno de los columnistas favoritos del presidente, escribió un artículo con el titular: “Joe Biden es un buen hombre y un buen presidente. Debe retirarse de la carrera”.

De manera similar, una historia en el Atlantic, que tiene un sesgo demócrata, argumentó que Biden debería hacerse a un lado por la misma razón que dio para competir contra Trump en 2020: salvar la democracia.

“Dice que se postuló porque vio la amenaza que Donald Trump representaba para el país y la amenaza que representaba para la democracia”, argumentaba el artículo. “Si Biden realmente cree eso, necesita poner fin a su campaña de reelección. De hecho, abandonar los estudios podría ser el gesto más patriótico de su larga carrera en el servicio público”.

La resistencia de Biden a tales súplicas puede verse reforzada por el apoyo público que recibió de sus principales aliados, como Kamala Harris, la vicepresidenta, y Gavin Newsom, el gobernador de California, dos figuras que estarían en la primera línea de posibles candidatos sustitutos. Harris reconoció lo obvio y admitió que Biden tuvo un “comienzo lento”, pero insistió en que su desempeño final fue “sólido”. “Fue un comienzo lento. Eso es obvio para todos. No voy a debatir ese punto”, dijo Harris a CNN. “Me refiero a la elección de noviembre. Estoy hablando de una de las elecciones más importantes de nuestra vida colectiva”.

Newsom, visto en algunos sectores como un futuro candidato, fue aún más inequívoco y dijo a CBS: “Nunca le daré la espalda al presidente Biden. No conozco a ningún demócrata de mi partido que haría eso”.

“Demócratas, dejen de preocuparse y empiecen a trabajar. Todos tenemos la responsabilidad aquí de hacer nuestra parte”, dijo Josh Shapiro, gobernador demócrata de Pensilvania, en MSNBC cuando se le preguntó el viernes sobre las preocupaciones de Biden: “Quedarse sentados y retorcerse las manos y preocuparse, no es la respuesta”.

El expresidente Barack Obama intentó calmar los ánimos de su partido con un mensaje en X en el que intentaba dirigir la mirada al mensaje principal de la campaña de quien fue su vicepresidente : “Las malas noches de debate suceden. Creedme, lo sé. Pero estas elecciones siguen siendo una cuestión de decidir entre una persona que ha luchado por la gente normal durante toda su vida y alguien que solo se preocupa de sí mismo. Entre alguien que dice la verdad y sabe distinguir entre lo que está bien y lo que está mal y alguien que miente permanentemente en su propio beneficio. Y eso no ha cambiado esta noche. Y es por lo que hay tanto en juego en noviembre”.

Hillary Clinton también intervino e insistió en que su apoyo a Biden era sólido. “La elección sigue siendo muy sencilla”, escribió en su cuenta de X. “Es una elección entre alguien que se preocupa por ti (tus derechos, tus perspectivas, tu futuro) y alguien que sólo lo hace por sí mismo. Votaré por Biden”.

Pero ese desafío puede verse socavado por una revuelta entre los recaudadores de fondos.

Un recaudador de fondos demócrata que planeaba asistir a un debate en los Hamptons el sábado por la noche calificó la actuación de Biden como “un desastre”, informó CNBC. “Este es terrible. Peor de lo que pensé que era posible. Todas las personas con las que hablo piensan que Biden debería retirarse”, citó la cadena.

“Se acabó el juego”, dijo un veterano asesor demócrata que trabajó con recaudadores de fondos para financiar las campañas del partido en el Congreso y ayudó a recaudar fondos para la candidatura de Biden a la Casa Blanca en 2020: “Biden tiene que irse. Tiene que salir ahora y si no sale vamos a ser… aplastados”.

Leer más

Sé el primero en comentar en «Biden desoye las voces para dar un paso al lado tras el fiasco en el debate con TrumpRobert Tait / Edward Helmoreel junio 28, 2024 a las 8:44 pm»

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.